The Good CBD

The Good CBD

The Good CBD es un sitio online donde conseguir las variedades más frescas y novedosas de Cáñamo CBD

Los Productos más frescos

¿Puedo consumir aceite de CBD para tratar el Cáncer?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si has llegado hasta aquí haciéndole esta misma pregunta a Google, nos gustaría empezar el artículo dándote todo el ánimo posible. Sobra decir que el cancer es una de las enfermedades que más marca nuestros miedos a la muerte y al sufrimiento como sociedad. Desde The Good CBD te mandamos todas las energías posibles con la esperanza de que superes este bache en tu vida de la mejor manera posible – y acompañado/a por tus seres queridos.

Podemos decir que el Cannabidiol se ha puesto muy de moda y está cada vez más presente en más estudios científicos a lo largo de estos últimos años. Este «boom» o explosión del cáñamo y su popularidad se debe a múltiples factores, pero sobretodo a que cada vez más la industria farmacéutica realiza cada vez más y más estudios y a que cada vez el Cannabis – y el cáñamo – van perdiendo el estigma social que les ha acompañado durante tantos años.

¡Y esto es normal! Tan solo hay que ver lo populares que se han vuelto este tipo de medicinas y sustancias en todo internet a medida que cada persona cuenta sus experiencias con sus enfermedades.

Este es tan solo un ejemplo de un sin fin de experiencias y testimonios sobrecogedores que pueden encontrarse a través de todo internet. Es normal – y perfectamente legítimo – que tras ver este tipo de reacciones te nazca adquirir un producto de cáñamo (o cannabis) y utilizarlo para tratar lo que te ocurre.

No obstante – y antes de continuar – es importante destacar la importancia de que consultes con tu médico o terapeuta especialista sobre el uso de este tipo de sustancias en función de tu patología.

En España, de momento y hasta la fecha no está permitida la venta de CBD (ni de THC, aunque eso no es necesario recordarlo) en productos para consumir, limitándose tan solo al uso tópico.  Si es cierto que luego cada uno hace con estos productos lo que desee, y que la legislación a nivel Europeo es más laxa dado que hay diferentes países miembros que si permiten su uso y comercialización con este tipo de fines. Además, la tendencia de este tipo de legislaciones está siendo apertista en todo el globo.

Por último, antes de continuar, también nos gustaría enfatizar que el CBD no es una terapia sustitutiva para cualquier otro tratamiento de ninguna enfermedad

EL CBD para consumo humano

En España, el CBD aún no se ha registrado como un complemento alimenticio en la «lista de suplementos alimenticios autorizados» de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Te adjuntamos también (por si es de tu interés) el Informe de la OMS sobre el Cáñamo y el CBD emitido en diciembre de 2017.

Cuando se habla del cánnabis, los efectos más buscados en su consumo son aquellos que alteran la percepción. Para el consumidor de marihuana con fines recreativos es necesario encontrar placer en los llamados “viajectos” que pueden bien hacerse de manera íntima o en compañía

El sentido de estos viajes suele ser evadirse de la realidad y encontrarse en un estado de verdadero éxtasis donde tanto la percepción como los sentidos se encuentren alterados y relajados.

Esta es una manera simple de describir algunos estados psicoactivos del THC.

El CBD por contra, es un psicotrópico que en dosis normales o bien guiadas no alteran la salud ni tienen efectos secundarios. Además, constituye un alivio potencial a las consecuencias más molestas de ciertas enfermedades, lo que le brinda su carácter terapéutico. Se consume como analgésico, antiinflamatorio, anticonvulsionante, entre otros.

El compuesto activo THC o tetrahidrocanabinol tiene efectos psicoactivos y produce distintas sensaciones en el ser humano. Una de ellas es el despertar del placer, la activación del apetito (complemento alimenticio) y actúa sobre la memoria. Este tipo de principio activo tiene fines prácticamente recreativos en su totalidad y se encuentra prohibido por no proporcionar los beneficios del CBD que son de carácter curativo. Por supuesto, estas propiedades psicoactivas también podrían ser beneficiosas en enfermedades que generan disminución del apetito.

 

¿Consumido o inhalado?

En la experiencia de cada uno, existen diversas maneras en las cuales una persona puede consumir el CBD / THC

  • O bien mediante un extracto de aceite esencial obtenido a partir de cáñamo / cannabis. 
  • O bien poniendo la planta picada en cualquier planta con grasa (como mantequilla o aceite).
  • O bien fumada a través de un vaporizador o con un canuto tradicional de los de toda la vida.

Sus efectos pueden ser variados tanto en función del tipo de planta como de su composición de los principios activos y de cada persona.

En cuanto a CBD se refiere, los efectos más normales suelen ser el aumento del apetito, la disminución del estrés y los nervios y una sensación de relajación bastate notable.

Estos son además los efectos por lo general más buscados por sus consumidores. Sobretodo aquellos en situaciones delicadas en las que las nauseas, vómitos y pérdida de apetito pueden suponer el empeoramiento de la calidad de vida de aquellos pacientes que sufren la enfermedad.

Estudios del consumo de CBD a dosis altas.

A fin de evaluar si el CBD (Cannabidiol) podría causar daño, los científicos realizaron un estudio científico (que puedes descargar y ver aquí y que te explicamos y resumimos a continuación) evaluaron su seguridad, tolerabilidad y farmacocinética (la acción de un ingrediente activo en el cuerpo). Para ello, administraron dosis regulares de Cannabidiol, junto con lípidos, a pacientes sanos para facilitar su absorción.

CBD danger

Así, 24 personas, de 18 a 48 años de edad, fueron colocadas en grupos específicos:

  • Un grupo que recibe 5mg de CBD por kilogramo de peso corporal O un placebo
  • Un grupo que recibe 10 mg de CBD por kilogramo de peso corporal O un placebo
  • Un grupo que recibe 20 mg de CBD por kilogramo de peso corporal O un placebo

Para poder evaluar la seguridad y la tolerabilidad del CBD, los investigadores reunieron información importante sobre los signos vitales, las evaluaciones clínicas y los exámenes físicos.

Resultados prometedores

Los resultados del estudio son los siguientes:

  1. El CBD fue bien tolerado por los 24 individuos que recibieron una dosis oral de CBD
  2. No hubo problemas de seguridad con ninguna dosis o uso de placebo.
  3. Los eventos adversos más comunes fueron la migraña (17%) y la diarrea (8%), pero no se observaron eventos adversos graves.

Los investigadores concluyen este estudio afirmando que:

El CBD demostró un perfil favorable de seguridad y tolerabilidad en voluntarios sanos que era coherente con los perfiles notificados para otros productos purificados del CBD. En este estudio no se observaron efectos secundarios graves o severos y no hubo problemas de seguridad.

El CBD y el Cáncer

aceites y movidas locas de CBD

Debemos tener presente que, desde el punto de vista medico y farmacológico, todavía faltan estudios clínicos que nos indiquen qué cannabinoides son los indicados para cada caso, a qué dosis se deben administrar y – sobretodo –  qué ciclos de tratamiento se deben cumplir. Por lo tanto, todavía carecemos de los datos necesarios para utilizar los cannabinoides como agentes antitumorales con garantías que certifiquen o prueben que son efectivos en la lucha contra el cáncer.

Otra cuestión es que, de momento, los cannabinoides se utilizan conjuntamente con los quimioterapicos, y para paliar la sintomatología que acompaña al paciente oncológico.  Es natural, dado que este tipo de terapias suelen tener unas fuertes reacciones secundarias como nauseas, vómitos y pérdida de fuerza o apetito, así como un estres emocional que es dificil de explicar.

Pese a que es importante de todas formas a los pacientes que eligen el tratamiento con respetar cannabinoides como monoterapia, por supuesto, hay que siempre acompañar este tipo de terapias con pruebas y estudios científicos que demuestren su uso y efectividad.

Es un derecho elegir el tratamiento que más adecuado le parezca a cada uno, después de haber sido informado correctamente de todas las alternativas terapéuticas en cada caso particular.

El cuadro tóxico resultante de la quimioterapia, provoca en la mayoría de casos unos efectos secundarios que requieren en algunos casos de medicación especifica. El paciente oncológico presenta habitualmente pérdida de peso acompañado de falta de apetito, así como alteraciones del sueño y del estado de ánimo, tristeza, estrés, ansiedad o depresión y presenta dolor en mayor o menor grado.

 

En este contexto, los cannabinoides ya son efectivos para tratar estos síntomas descritos, siendo necesario encontrar la combinación correcta y la dosis terapéutica exacta para cada paciente. Para tratar estos síntomas son validas las variedades con ratio aproximado 1/1 de CBD/THC, pero sin olvidar que el THC es importante para la mayoría de los síntomas. Probablemente el uso en este caso de un extracto rico en CBD sin THC no daría el mismo resultado, siendo más pobre el efecto sobre el apetito y los vómitos que acompañan a la quimioterapia en algunos pacientes.

Ya podemos en estos momentos por lo menos actuar de manera individualizada con dos cannabinoides, el THC y CBD. Esto sucede tras el interés por analizar los porcentajes de cannabinoides de las variedades de cannabis, lo que nos permite conocer la cantidad de principio activo que manejamos.

Es imprescindible el análisis mediante cromatógrafo de la variedad a utilizar, para conocer la concentración de cannabinoides y poder dosificar y utilizar la variedad más adecuada para cada enfermedad- y de nuevo y sobretodo siempre bajo supervisión médica.

Las dosis se calculan primariamente con relación al peso del paciente. Otros cannabinoides también posiblemente interesantes desde el punto de vista oncológico, como el cannabigerol (CBG), la cannabigerovarina (CBGV) y la tetrahidrocannabivarina (THCV), presentan el problema de accesibilidad, ya que se encuentran en porcentajes muy bajos en la mayoría de variedades de cannabis – aunque puedes encontrarlo en dosis más altas en uno de nuestros productos

En resumen, los pacientes oncológicos se pueden beneficiar del tratamiento con cannabinoides para tratar los síntomas derivados de la quimioterapia y mejorar su calidad de vida.

Más en nuestro blog

¿Qué es la Cannabidivarina? (CBDV)

Probablemente hayas oído hablar del CBD (cannabidiol), el suplemento de salud de moda que te hará más feliz y más sano, pero ¿has oído hablar del CBDV (cannabidivarina)? Probablemente no hayas oído hablar de este cannabinoide único debido a la falta de investigación que aún no ha revelado todos los beneficios potenciales que puede ofrecer. El CBDV se obtiene de las plantas de cannabis como el CBD

¿Qué es la Cannabidivarina? (CBDV)

Probablemente hayas oído hablar del CBD (cannabidiol), el suplemento de salud de moda que te hará más feliz y más sano, pero ¿has oído hablar del CBDV (cannabidivarina)? Probablemente no hayas oído hablar de este cannabinoide único debido a la falta de investigación que aún no ha revelado todos los beneficios potenciales que puede ofrecer. El CBDV se obtiene de las plantas de cannabis como el CBD

Deja un comentario