The Good CBD

The Good CBD

The Good CBD es un sitio online donde conseguir las variedades más frescas y novedosas de Cáñamo CBD

Los Productos más frescos

¿Puede el CBD ayudar con la meditación?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

En un estudio de meditación de moda en Madrid, un empleado aparentemente distraído me indicó tres frascos de aceite de CBD y un tarro con pequeñas cucharas. Tomé un cuentagotas lleno y me dirigí a una colorida sala para tumbarme y escuchar una meditación guiada que me decía que me imaginara flotando sobre la Tierra, mirando hacia abajo desde mi nave espacial. Y pensé, ¿por qué necesito una nave espacial para imaginarme en el espacio? Empecé a pensar que quizás aquella meditación no me iba a ser muy útil.

El plan era investigar la creciente tendencia del uso del aceite de CBD en la meditación. Los testimonios en línea decían que las cualidades del CBD para aliviar el estrés y la meditación podían funcionar en conjunto para disipar las ansiedades del mundo moderno. Pero yo no lo veía.

El cannabidiol, o CBD, es uno de los más de 60 compuestos cannabinoides que se encuentran en la planta de la marihuana, entre los que se encuentra la sustancia más comúnmente asociada al efecto de «colocón», el THC (tetrahidrocannabinol). El CBD es legal, siempre que su concentración de THC sea inferior al 0.2% en España en parte gracias al extenso uso industrial que tuvo el cáñamo a finales del siglo XIX y principios del XX.

Beneficios del CBD

Desde entonces, múltiples estudios han descubierto que el CBD ofrece muchos de los beneficios que durante mucho tiempo han pregonado los defensores de la marihuana legal sin los efectos psicotrópicos. En otras palabras, no te coloca. Y lo que es mejor, los investigadores han encontrado pocos efectos secundarios asociados al uso del CBD. Entre sus supuestos beneficios, los estudios sobre el CBD han encontrado resultados prometedores por sus cualidades ansiolíticas y antiinflamatorias.

Por eso, muchos estudios de meditación y yoga de todo el mundo han recurrido al CBD para atender a su estresada y dolorida clientela. Con las clases que ofrecen aceite de CBD surgiendo por toda la ciudad, me pregunté por qué mi experiencia en el estudio de moda fue tan deslucida.

Según la fundadora de aquel lugar, la razón era que yo estaba haciendo todo mal.

Ella vende aceite de CBD en sus estudios y lo toma ella misma, y sin embargo me dijo que «no entiende» por qué los estudios de yoga y meditación ofrecen dosis antes de la clase.

«Me sorprende que los estudios de yoga lo hagan», dijo.

Además del hecho de que se tardan unos 15 minutos en sentir los efectos del CBD y de que ingerirlo justo antes de una clase de 40 minutos es ineficaz, Ella dijo que el aceite de CBD no debería usarse para mejorar una experiencia, sino que debería formar parte de una rutina holística de autocuidado.

«Todos podríamos sentarnos en el vestíbulo y drogarnos antes de meditar», dijo. «Pero, ¿por qué hacemos eso? ¿De qué se trata? Están haciendo de ello una novedad».

CBD y Yoga

En cambio, ella sostiene que el CBD puede tratar síntomas como el dolor o la ansiedad que para algunas personas pueden ser un obstáculo para establecer una práctica de meditación. Añadir el CBD a su propia práctica de yoga y meditación, dijo, le ha ayudado a reducir la ansiedad que ha estado tratando con productos farmacéuticos recetados durante años.

«Tengo 54 años, y he estado tratando de meditar desde que tenía 13 años», dijo. «He probado todos los tipos de meditación, y no he podido sentarme. Es como si saltara de mi piel. Si alguien siente que está saltando fuera de su piel continuamente, ¿es que no se está esforzando lo suficiente? No lo creo. Deberíamos dar a alguien un poco de ayuda. Es como si en el yoga tuviéramos apoyos que no teníamos hace 30 años. Si sentarse en meditación sin apoyo para la espalda provoca dolor de espalda, ¿debería ser la única forma en que todo el mundo debería sentarse? No. Hay que darles una silla o un bloque. Todo esto son ayudas para realizar la práctica».

Ella me dice que estudiantes, amigos, colegas y familiares han tenido resultados positivos con el aceite de CBD, incluido su padre, que sufre una enfermedad autoinmune y ha estado usando el CBD para tratar una inflamación severa, lo que le ha permitido tomar una dosis menor de esteroides.

Pero pese a ello, reconoce que sus sugerencias sobre el CBD no deben confundirse con consejos médicos. Al igual que con sus instrucciones de yoga, dice que sólo comparte lo que le ha funcionado a ella con la esperanza de que ayude a otros. «No digo: ‘Te recomiendo y aconsejo que tomes diez gotas, tres veces al día'», explica. «Digo: ‘Esta es la marca que yo utilizo. Puedes probarla y ver si te ayuda’. Y la gente me ha dicho que sí».

Así que quizá el CBD y la mediación puedan funcionar bien juntos. Pero, ¿está en consonancia con las enseñanzas y prácticas budistas? El debate en torno a la visión budista de las drogas tiene una larga historia, y recientemente, se han cuestionado con un nuevo vistazo el uso de psicodélicos para trabajar con la mente. Mientras que algunos budistas alentaban este comportamiento dentro de un entorno seguro, otros argumentaban que el consumo de drogas violaba el quinto precepto contra los intoxicantes o lo denunciaban como un atajo hacia una determinada experiencia que no estaba relacionada con el camino budista.

young buddha

CBD y el budismo

Cuando se trata del enfoque orientado a la experiencia del aceite de CBD, los argumentos de los psicodélicos parecen ser aplicables. Pero con el enfoque del tratamiento terapéutico, la comparación entre el CBD y los psicodélicos es menos clara. Para los practicantes que sufren de ansiedad o dolor extremos, el CBD no sería un atajo para la meditación, sino una forma de conseguir que se suban al cojín. Y como el CBD no es psicoactivo, es más parecido a la cafeína o a los analgésicos que a una sustancia que altere la mente como el LSD.

Si la cafeína fuera una violación del quinto precepto, entonces el maestro zen Joshu estaría en un gran problema por su constante instrucción de «ir a beber té».

El maestro zen Brad Warner, un abierto crítico del uso de psicodélicos, estuvo de acuerdo en que el CBD era un asunto diferente. Él alguna vez ha explicado, que una vez probó a tomar aceite de CBD para tratar «frecuentes y graves dolores de cabeza», pero que «tuvo muy poco efecto en mí en cuanto a la relajación». «El té de manzanilla es mucho más potente para mí. Por cierto, el té de manzanilla prácticamente me noquea. Tal vez sea extraño.»

«El budismo en Asia tiene una larga historia de consumo de té para ayudar a la gente a mantenerse despierta», continuó. «Y no le envidiaría a nadie que tomara algo que aliviara los dolores corporales mientras está sentado, aunque creo que no hay que hacer demasiadas cosas porque puedes acabar volviéndote dependiente de ellas. Sin embargo, si el dolor es muy fuerte, yo tomaría analgésicos. De hecho, yo mismo lo he hecho».

buddha dorado

CBD y la meditación

Sin embargo, Warner advirtió sobre el uso del CBD para mejorar la experiencia de meditación. «Para mí, uno de los grandes beneficios de la meditación es cómo puede permitir a una persona descubrir su propia habilidad innata para no reaccionar al estrés de forma habitual», explicó. «Esa habilidad requiere tiempo y esfuerzo para desarrollarla. Pero es muy gratificante porque es algo a lo que se puede recurrir en cualquier momento y lugar, independientemente de que haya una fuente de CBD (o té de manzanilla) cerca». La meditación mejorada con CBD no te permitiría encontrar esa capacidad innata. Al añadir CBD a la meditación, estás quitando uno de los aspectos más grandes y útiles de la meditación.»

Con el consejo de la regente del local de yoga y la advertencia de Warner en mente, quise probar de nuevo la meditación con CBD para ver si podía vislumbrar de qué iba todo el follón. ¿Por qué no me funcionó la clase de meditación con CBD? Una posible razón fue que no ingerí la dosis adecuada de CBD ni le di el tiempo suficiente para que hiciera efecto. Otra razón fue la meditación en sí misma: la práctica de visualización guiada por audio no se parecía en nada a la meditación Zen silenciosa en la que cuento la respiración a la que estoy acostumbrado. Decidí volver a intentarlo a mi manera.

Compré un bote aceite de CBD, que a pesar de su ostentoso nombre tenía un buen packaging y la entrega fué perfecta. Opté por la dosis más baja, para ver que pasaba.

En internet aconsejan que debía tomar un gotero de aceite al día para una dosis estándar. Tenía razón a medias. La dosis de aproximadamente 15mg era estándar, pero como yo peso alrededor de 80kg, estaría por encima de la media para mí. Este tipo de desinformación bien intencionada es un problema para muchos tratamientos «alternativos» similares. La hierba de San Juan, el ginseng y otros remedios herbales a menudo potentes pueden tomarse en exceso o combinarse de forma adversa con otros medicamentos porque no están tan regulados como los productos farmacéuticos.

No es de extrañar que el CBD sufra los mismos inconvenientes, teniendo en cuenta la zona gris legal que ocupa. La verdad que esta mujer se metió involuntariamente en ese terreno cuando empezó a vender el aceite en su estudio de yoga. Después de que comenzara a listar el producto en su sitio web en septiembre de 2018, la compañía de procesamiento de tarjetas de crédito que había estado usando durante los últimos seis años la dejó de lado como cliente, y PayPal congeló su cuenta. Son problemas que pueden ocurrir porque por el momento aún hay compañías que son reacias a trabajar con estos productos».

«Aunque lo saqué directamente de mi sitio web, no me aceptaron de nuevo», dijo. Aunque el CBD es legal en España, se considera socialmente «un producto de riesgo, en la misma categoría que la marihuana». Tras unos meses de búsqueda,  acabaron encontrando una nueva empresa de procesamiento de tarjetas de crédito, pero, dijo, «eso ya tuvo un gran impacto en el funcionamiento de mi negocio.»

Estas barreras son parte de la razón por la que compré mi botella aquí en lugar de en una farmacia. A parte que no son fáciles de encontrar porque no todas las farmacias están vendiendo. Además me llegaba fácilmente a casa así que sin problemas.

meditacion

La dosis de 15 mg me hizo dormir en menos de una hora. Las cantidades más altas de CBD tienden a tener ese efecto, y mucha gente lo utiliza con ese fin. Una vez más, no pude ver cómo me ayudaría a meditar. Así que ajusté la dosis, empezando con una cantidad baja y aumentándola lentamente con el tiempo. Cuando sentí que había llegado a un buen punto medio, probé a tomarlo antes de meditar de nuevo.

El efecto fue sutil. Noté que era capaz de entrar en la meditación un poco más fácilmente y acceder a estados de tranquilidad un poco más fácilmente. Pero, como me dijo una vez un maestro zen, la práctica de la meditación no es el estado de calma de la mente, sino el ejercicio continuo de volver a la práctica en sí. Desde esa perspectiva, no se gana nada facilitando la meditación, a menos que sea tan difícil para alguien que no pueda ni siquiera empezar, lo que no es mi caso. Así que no me pareció una panacea para aliviar el estrés ni un potenciador de la meditación.

Es probable que la experiencia sea diferente para cada persona, pero desgraciadamente, por ahora, la evidencia anecdótica es todo lo que tenemos cuando se trata de aprender a meditar con CBD. Prácticamente no se ha publicado ninguna investigación sobre los efectos del CBD y la meditación así que es difícil saberlo porque actualmente hay muchas personas que están realizando todo tipo de estudios asociados a estas terapias y son estudios largos de realizar.

Más en nuestro blog

¿Qué es la Cannabidivarina? (CBDV)

Probablemente hayas oído hablar del CBD (cannabidiol), el suplemento de salud de moda que te hará más feliz y más sano, pero ¿has oído hablar del CBDV (cannabidivarina)? Probablemente no hayas oído hablar de este cannabinoide único debido a la falta de investigación que aún no ha revelado todos los beneficios potenciales que puede ofrecer. El CBDV se obtiene de las plantas de cannabis como el CBD

¿Qué es la Cannabidivarina? (CBDV)

Probablemente hayas oído hablar del CBD (cannabidiol), el suplemento de salud de moda que te hará más feliz y más sano, pero ¿has oído hablar del CBDV (cannabidivarina)? Probablemente no hayas oído hablar de este cannabinoide único debido a la falta de investigación que aún no ha revelado todos los beneficios potenciales que puede ofrecer. El CBDV se obtiene de las plantas de cannabis como el CBD

Deja un comentario